¿Aire acondicionado para los atletas olímpicos? Es una ‘decisión de alto rendimiento’


[Estamos en WhatsApp. Empieza a seguirnos ahora]

Después de tantos años de trabajo arduo y preparación, los atletas de clase mundial que lleguen a los Juegos Olímpicos de París el mes que viene podrían enfrentarse a un último obstáculo antes de competir por las medallas: ver el modo de mantenerse frescos.

Como parte de un objetivo declarado para hacer de estos los Juegos Olímpicos “más ecológicos” de la historia, los organizadores de París 2024 optaron por no poner aire acondicionado convencional en la villa de los atletas. En su lugar, se instaló un extenso sistema de tuberías de agua bajo el suelo de las residencias para dar aire fresco, o al menos aire que no supere los 26 grados Celsius, incluso en medio de una ola de calor.

Sin embargo, esas condiciones no son lo suficientemente cómodas para muchas federaciones, incluido el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC, por su sigla en inglés), que tiene previsto equipar las habitaciones de sus atletas con aparatos portátiles de aire acondicionado.

Un portavoz del USOPC, que reconoció que muchos otros países, entre ellos Alemania, Australia, Canadá y el Reino Unido, habían tomado la misma resolución, lo describió como una “decisión de alto rendimiento”. Traducción: con tanto en juego, los atletas olímpicos no pueden permitirse fundirse en charcos de fibra muscular de alto octanaje en los días y horas previos a sus competiciones.

“Es una ventana corta de tiempo y la continuidad es importante para los atletas”, aseguró el portavoz del USOPC.

El equipo estadounidense está encargando sus aparatos de aire acondicionado al Comité Olímpico Internacional, que ofrece una serie de artículos domésticos —mesas, sillas, pizarras, cafeteras— más allá de lo esencial que suministran para cada habitación residencial de la villa. Los aparatos se devolverán al COI una vez concluidos los Juegos, según el portavoz del USOPC.

A casi un mes de la ceremonia de apertura, los Juegos Olímpicos de París ya se describen en algunos sitios como los Juegos Olímpicos del Lujo, pues decenas de marcas de lujo participarán en el evento, desde Omega a Le Coq Sportif. LVMH, la casa de moda francesa, se ha comprometido a ser el “artesano de todas las victorias” de los Juegos y ha fabricado baúles (cubiertos con el monograma de la marca) para transportar las 468 medallas que se entregarán, así como las antorchas gemelas de relevo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

A pesar de todo el comercialismo olímpico, los organizadores se han esforzado para que estos juegos sean más ecológicos que los anteriores, o al menos que sean lo más ecológicos posible, dadas las enormes dimensiones del evento y los costos medioambientales asociados al transporte, alojamiento y alimentación de miles de atletas y aficionados que llegan de todo el mundo.

Este panorama revela algunos de los retos a los que se enfrentan las entidades organizadoras a la hora de organizar eventos deportivos masivos en un mundo cada vez más caliente. En París, donde las temperaturas alcanzaron los 32 grados Celsius el verano pasado, los Juegos Olímpicos han creado un dilema complejo: dar prioridad al rendimiento atlético o hacer todo lo imaginable para minimizar el impacto medioambiental de los juegos.

En comparación con los sistemas convencionales de aire acondicionado, que históricamente han sido mucho menos comunes en Europa que en Estados Unidos, la tecnología de suelo geotérmico de la villa de los atletas está diseñada para reducir el impacto global de carbono casi a la mitad, según Runner’s World.

“Esta villa se diseñó para evitar la necesidad de aire acondicionado, incluso a temperaturas muy altas, con el fin de mantener temperaturas cómodas”, declaró a Reuters en marzo la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Eliud Kipchoge, bicampeón olímpico de maratón, señaló que apoya la decisión.

“Es una buena idea, porque todos necesitamos reducir nuestras emisiones de carbono”, señaló Kipchoge a la prensa.

Se espera que más de 14.000 atletas se instalen en la villa durante los Juegos Olímpicos, que se celebrarán del 26 de julio al 11 de agosto. Otros 8000 atletas ocuparán su lugar en los Juegos Paralímpicos, que se celebrarán del 28 de agosto al 8 de septiembre.

Scott Cacciola escribe reportajes y perfiles de personas del mundo del deporte y el espectáculo para la sección Styles del Times. Más de Scott Cacciola



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top