¿Ya se nos acabaron las ideas para nombres de bebés?


[Estamos en WhatsApp. Empieza a seguirnos ahora]

Tras el reciente nacimiento de su tercer hijo, una niña llamada Whimsy Lou, la influente de estilo de vida Nara Smith publicó un video en TikTok donde compartía algunos de los nombres que a ella y a su marido les habían gustado, pero que finalmente no utilizaron. Entre ellos estaban Tank, Clementine, Flick, Halo y Dew.

Francesca Farago, una estrella de un programa de telerrealidad, publicó hace poco un video similar en el que incluía nombres como Heart, Ethereal, Prosper y Afternoon. A su esposo también le gustaba el nombre Orca, dijo. (Farago se negó a nombrar a su bebé como una ballena asesina).

Los nombres de bebé han evolucionado mucho desde que Gwyneth Paltrow y Chris Martin fueron noticia por haberle puesto Apple a su hija hace dos décadas. En 2024, casi cualquier cosa puede ser usada como nombre. Una reciente tendencia de TikTok parece ofrecer una crítica satírica de hasta qué punto algunos padres están dispuestos a buscar nombres únicos para su descendencia.

El concepto del chiste es: “Normalicemos ponerle a tu hijo el nombre de algo que te guste”. Los usuarios responden con algo hiperespecífico que probablemente nunca le pondrían a un niño, como Diet Coke, Velveeta o “chismecito laboral”.

Emily Kim, asesora a tiempo completo de nombres de bebés, comenta que la tendencia parece ser una respuesta directa a “lo extremos” que se han vuelto los nombres de los bebés.

Kim, que tiene 33 años y vive en Minneapolis, adquirió renombre en TikTok gracias a su insólita habilidad para predecir cómo llamarán a sus hijos las celebridades y los influentes basándose en su estética en internet. El año pasado, acertó el nombre que el jugador de fútbol americano Jason Kelce y su mujer, Kylie, pondrían a su tercera hija, Bennett. (Kim sabía, explicó, que sería un nombre tradicionalmente masculino, dado que ese era el caso de las otras dos hijas de los Kelce).

Para mucha gente, nombrar a un hijo se ha convertido en una extensión de la marca personal, dijo Kim.

“El nombre de un bebé es solo una faceta de tu estilo personal, del mismo modo en que la decoración del hogar y la ropa forman parte de tu estilo”, señaló. “En tiempos de nuestros padres, los elementos de tu estilo personal los conocían tus amigos íntimos y quizá tus vecinos, tu familia, pero tu estilo no era exhibido a gran escala ante conocidos y desconocidos, como es habitual ahora”.

Los precios de las consultas de Kim comienzan en los 295 dólares por una sesión de cinco minutos en la que comparte sus sugerencias personalizadas. Durante las sesiones, la petición más común que escucha es la de nombres que sean “singulares, pero no demasiado descabellados”. Los clientes no quieren que el primer día de escuela sus hijos lleguen a la clase a descubrir que son uno de cinco niños que se llaman igual, explicó. (Las estamos mirando, Emilys del mundo).

Ese acceso a un grupo más amplio de personas a través de las redes sociales ha hecho que muchos de sus clientes sientan que ciertos nombres ya no sirven “porque ya han sido ‘utilizados’, aunque sea por alguien que en realidad ni conoces”, dijo Kim.

Morgan Kline, otra asesora de nombres de bebés, tiene 29 años y vive en Rock Island, Illinois. Ella empezó en TikTok buscando nombres que sonaran vintage en anuarios antiguos. Su especialidad es encontrar “nombres poco comunes”, dijo. “Mucha gente me contrata para que encuentre un nombre que solo se haya utilizado, digamos, menos de 25 veces el año pasado”.

Hace poco, Kline ayudó a un cliente a dar con el nombre Woods.

Igual que Kim, Kline señaló que a la hora de elegir un nombre de bebé, la marca personal a menudo juega un papel importante. “Creo que eso es particularmente cierto en el caso de las personas que tienen un perfil público”, dijo. “Ciertos influentes realmente quieren asegurarse de que su hijo tenga un nombre único, por si también quieren estar en la industria del entretenimiento de alguna manera”.

En cuanto a la reciente tendencia de reírse de los nombres inusuales en redes sociales, Kline aseguró que, de hecho, no le extrañaría ver que algunos de los nombres de broma terminan siendo elegidos por personas reales – como por ejemplo “Moca”, una sugerencia creativa encontrada en TikTok.

“No me cabe duda de que la persona adecuada podría utilizarlo como nombre”, dijo Kline.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top